Post Especial: TENIS FEMENINO ARGENTINO. Sexta Parte. Anuario 2012.

Este 2012 fue un año intenso para el tenis femenino: esta, sin dudas, fue una temporada de transiciones, de cambios, de promesas y realidades que seguramente marquen un antes y un después en el devenir de la década. Si bien este año terminó sin una jugadora con presencia dentro del lote de las 100 mejores del mundo, sobraron indicios para creer en un futuro alentador, se observó madurez en el grupo de la Fed Cup y además asomaron caras jóvenes en certámenes profesionales. A continuación, un repaso de las postales que dejó este año.

La despedida de Dulko y el ascenso de Ormaechea

Quizá no sea conveniente empezar un resumen desde el final, pero puede servir para ilustrar mejor qué cambios se gestaron este año. El retiro de Gisela Dulko fue más que simbólico no sólo por su anuncio sino también por lo que lo rodeó. Fue el final de una era, y el comienzo de otra nueva para el tenis femenino argentino.

Después de meses de especulaciones sobre el futuro próximo de su carrera, el 18 de noviembre Dulko notificó oficialmente que colgaba la raqueta para dedicarse a sus proyectos personales, y entre ellos, el de ser mamá. Fue el cierre de más de una década de actividad profesional donde la tigrense cosechó cuatro títulos WTA en singles, llegó a ser 26ª del mundo y, alcanzó el Nº1 en dobles junto a la italiana Flavia Pennetta. La campeona del Masters 2010 y del Abierto Australiano 2011 se despidió mediante una carta publicada en el sitio web de su academia, y así Argentina se despidió de sus únicas dos números unos ya que Paola Suárez también decidió ponerle fin a su regreso.

Suárez anunció su vuelta a principios de febrero para jugar dobles junto a Dulko en busca de una medalla olímpica. Después de que retornara a las 50 mejores de su especialidad, el fin de la aventura terminó para ambas con una derrota en la primera rueda del césped de Londres. Paralelamente, el pase de antorcha venía gestándose.

Tras el descenso de Dulko en el ranking, Paula Ormaechea pasó a ser la mejor representante argentina en el listado, poniendo fin a casi ocho años de reinado de la tigrense en la cima de los rankings latinoamericanos.

En toda buena primera impresión, hay un detonante que capta la atención del público. Y en el caso de Ormaechea no fue otro que Australia. Después de pasar la qualy de su primer Grand Slam, derrotar en un extenuante partido de primera ronda a Simona Halep -por entonces 50ª-, la sunchalense cayó ante Agnieszka Radwanska pero fue suficiente para demostrar su potencial.

Ormaechea siguió firme y consiguió 9 victorias ante Top100s esta temporada, consiguiendo estar en boca de todos cuando en Roland Garros enfrentó a Venus Williams. Su mejor posición fue 111º y terminó 142º, un indicador de su regularidad y que todavía hay margen para seguir progresando.

Fed Cup y un reencuentro por partida doble

Dos victorias claves se dieron en las eliminatorias disputadas en Zona Americana de Curitiba y en la primera rueda de los Play offs ante China en Parque Roca.

Durante la Zona Americana en Brasil, la capitana Bettina Fulco convocó a un equipo integrado por Paula Ormaechea, Florencia Molinero, María Irigoyen y Mailén Auroux, privilegiando la juventud del equipo y la posibilidad de proyectarlo como base a otros por venir. El conjunto respondió con contundencia y se ganó la contienda de manera invicta, incluyendo dos triunfos sobre las dos singlistas canadienses, el rival a vencer.

Luego de este buen antecedente, en abril la misma formación derrotó a China, que no contó con sus estrellas como Na Li y Jie Zheng. El 4-1 final tuvo una formidable convocatoria cuando más de 4.000 personas se hicieron presentes durante el fin de semana, marcando un récord en asistencia. 

El equipo se encontró, y se logró unión, colaboración y sinergia. Gracias a esto, Argentina jugará el 2013 en el Grupo Mundial II.

Carla, en sus términos y con feliz retorno

Esta fue, sin dudas, una película de terror con final feliz. El 8 de febrero, el colectivo que transportaba hacia Río Cuarto a Carla Lucero sufrió un accidente, y la tenista cordobesa pasó gran parte de este año en rehabilitación.

Carla superó en sólo 9 meses las secuelas que dejó su luxación de cadera, y pese a haber estado en silla de ruedas, ella admite que nunca dejó de pensar en el tenis. “Empecé de cero. Veía a las chicas jugando en Villa del Dique y yo aprendiendo a caminar otra vez. Hoy da fuerzas para más cosas”, le dijo a ETQNV.

Con unas ganas de acero, La Flaca, como la apoda su círculo, volvió a competir en el Masters femenino AAT III que se disputó en River el 12 de noviembre, tras más de 270 días de inactividad. Rodeada de familiares y amigos, Carla avanzó hasta las semifinales. Luego vino su regreso a profesionales, en Temuco y Santiago, donde ganó otros cuatro partidos. Más allá de cualquier resultado, uno de los mejores triunfos fue verla otra vez, con una sonrisa dentro de la cancha, donde pertenece. Para quienes no la vieron jugar, su tenis está intacto. Ella es el fiel reflejo que las ganas hacen todo posible.

Juveniles: #Hayfuturo

El tenis a nivel latinoamericano viene floreciendo tras un largo invierno. El camino elegido a nivel COSAT de incentivar el tenis femenino de la mano de más torneos resulta ser un camino indicado para potenciar las posibilidades de contar con un circuito latinoamericano fuerte. Si bien todavía deben pulirse detalles importantes, –como el hecho que el grueso de futures empezó a mediados de marzo- los torneos nacionales, fueron uno de los  principales soportes para las más jóvenes-. Estos torneos mejor conocidos como Haciendo Tenis, equivalentes femeninos a los Top Serv le permitieron a jugadoras como Victoria Gobbi, Stephanie Petit, Nadia Podoroska y Julieta Estable, entre muchas otras, conseguir ranking y roce profesional.

Silvana Palasciano, su organizadora, aclara que se buscó “armarles un calendario más prolijo entre Inserción al profesionalismo, Haciendo Tenis, Grados 1, futures y Challengers. Vienen desde enero con actividad permanente”. Sobre la decisión de que participen desde los 13, completa: “es tratar de ganar tiempo para que le vayan tomando el gusto a profesionales. Es otro mundo y está bueno que vayan conociéndolo de chiquitas. Las motiva bastante”.

De esa forma, las juniors fueron y siguen ganando terreno en el profesionalismo. Frente al poderío de las de  las extranjeras, es para destacar la impronta de las argentinas nacidas en 1997.

Nadia Podoroska, una de las ganadoras de punto WTA más jóvenes en la historia argentina –tercera- continuó el buen augurio del 2011 y terminó 621ª de la mano de buenos resultados. No está sola. Sus contemporáneas Julieta Estable –ya con 2 torneos puntuables-, Ayelén Monzón y Luciene Benítez Boiero, también lograron sus primeras unidades en pro. Sólo cinco países tienen al menos cuatro representantes de esa camada en actividad profesional y Argentina está en ese lote. Un grupo para prestar especial atención de aquí en más.

Sin embargo, se debe entender que todavía son chicas y que aún hay mucho camino por recorrer. Los progresos de estas pioneras en su generación deben ser acompañados y admirados a la distancia, dándoles espacio para que a fuerza de prueba y error, en su madurez puedan desplegar su potencial.

Las chicas arrasaron en Sub 12 y los desempeños en 14, 16 y 18.

Tal como ocurriera en el 2011, las representantes nacionales en el Sudamericano Sub 12 disputado en Perú se subieron a lo más alto del podio. Las pequeñas ganaron todas las series y partidos (13), incluso se apuntaron 26 de 27 sets disputados, demostrando su poderío entre sus pares de la región.

Hay que aclarar que las singlistas argentinas Lourdes Carlé y Nicole Dufour ya se habían consagrado campeonas el año pasado, y completó el team la más joven del torneo, Ana Geller, quien dio dos años de ventaja.

Las chicas estuvieron bajo la tutela de María Jose Gaidano. En su primera gestión, Gaidano hizo un análisis del equipo: “Lourdes (nacida en el año 2000) es muy talentosa, rápida en la cancha y con espíritu ganador que demuestra en cada partido. Nicole (también nacida en el año 2000) es una chica con un físico grande y con eso hace la diferencia. Su velocidad de armado es muy buena, pero debe aprender qué hacer con sus tiros fuertes y pesados. Ana (2002) me sorprendió lo claro que tiene lo qué hay que hacer para llegar y lo bien que compite a pesar de su edad. Le falta fuerza pero tiene golpes planos y ve bastante bien las jugadas”, cerró.

Por otra parte, las victorias de las argentinas en sub 18 vinieron de la mano de Victoria Bosio, campeona del G1 en La Paz, Bolivia, y Constanza Vega, quien se coronó en el G2 Argentina Cup, de Mendoza.

En el Mundial sub 14 de Prostejov, República Checa, Argentina finalizó 14ª. Ornella Garavani, Agostina Zamprogno y Milagros Montero, conformaron el seleccionado, bajo las órdenes de Mariana Pérez Roldán.

Quienes no tuvieron la misma suerte de viajar a Barcelona fueron Podoroska, Petit y Gobbi. Las dirigidas por Cinthia Conti se quedaron con el tercer puesto  en el regional sub 16 después de una reñida caída ante las paraguayas.

Cosechas argentinas en ITF

En singles, Argentina tuvo siete campeonas en nueve tours del ITF Pro Circuit. Los triunfos más resonantes fueron para María Irigoyen y Florencia Molinero en los 25K de Sao José do Rio Preto y Campos do Jordao, respectivamente.

Vanesa Furlanetto obtuvo tres 10K–Puebla, Villa María y Temuco-. Aranza Salut-Arequipa- y Guadalupe Moreno-La Paz- gritaron campeona con uno por lado. Este es un balance más que positivo para Furlanetto y Salut, quienes son las alternativas al equipo de Fed Cup en caso de contar con alguna lesión o molestia de las titulares. Se rescata ampliamente lo logrado por Moreno este año, ya que a sus 23 años pudo sacarse la espina de una consagración luego de haber alcanzado su primera final en Rosario (perdiendo con Ana Sofía Sánchez) y desquitándose en Bolivia. Lupe es una de las jugadoras más prolijas a la hora de trabajar, y además da clases de tenis para poder costearse las giras. Premio a una luchadora que nunca baja los brazos.

Dos menciones para destacar son las de Catalina Pella y Tatiana Búa. Cati Pella terminó el 2011 con una lesión de muñeca que comprometió buena parte de su temporada cuando se encontraba en pleno ascenso. Con buenas actuaciones -ganó el 10K de Villa Allende e hizo semifinales en el challenger de Sevilla-  la bahiense finalizó 355ª. En Europa, Búa consiguió el future en Madrid tras una de sus mejores giras pro, de donde retornó con un record de 32-11.

Aunque sin celebrar títulos, Carolina Zeballos alcanzó tres finales y se mantuvo entre las 400 mejores del planeta. La marplatense no pudo cerrar esas oportunidades, pero dejó una buena imagen con su tenis.

En dobles, el duo Auroux-Irigoyen se consolidó como la mejor pareja argentina esta temporada luego del retiro de Dulko-Suárez. La dupla asumió el rol protagónico tras siete títulos, todos challengers y dos de ellos 50K. Ambas aspiran a continuar con su crecimiento y llevarla al próximo nivel: en lo posible, planean jugar los torneos WTA una vez que les dé el ranking, priorizando la especialidad.

Párrafo aparte para otros buenos indicadores. La juvenil de 18 años Victoria Bosio se llevó dos títulos en dobles y logró finales en singles.  Jugadoras de otras camadas no se quedaron atrás: Carolina Costamagna, Agustina Serio -95-, Gobbi  -96- y Podoroska -97- lograron arribar a semifinales de un torneo profesional. A fin de este 2012, 27 argentinas en total están dentro de la clasificación WTA.

Perspectivas a 2013

La pretemporada es el momento del año dónde los entrenadores se juntan con las jugadoras a planear el calendario, y armar las estrategias para sacarle el mayor provecho de las cualidades de sus pupilas. Este año, pudimos dialogar con algunos de estos conductores y consultarles por sus planes para la temporada 2013 que comienza en breve:

Federico Murray, coach de Bosio, cuenta que aprovecharán “ocho semanas para tener muy buen físico, porque apuntamos poder jugar a otro nivel y este punto es fundamental”.

Carlos Rampello afirma que con su pupila Nadia Podoroska trabajarán junto a Germán Calvelo -preparador físico-. Y con Rodrigo Martínez –kinesiólogo- “lo relacionado al tratamiento de lesión y prevención”. El plan es “viajar  en las últimas semanas de enero a Buenos Aires para jugar partidos como puesta a punto”.

Javier Degreef – entrenador de Guadalupe Pérez Rojas- aclara que empiezan la competencia en febrero. “No sabemos bien dónde ya que en Sudamérica, hasta el momento no han cargado torneos, lo cual complica la planificación”.

Los Women´s Circuits en el 2012 disputados en el país permitieron que muchas jugadoras consiguieran puntos esenciales para encarar la temporada que viene. En ese sentido, estos  eventos constituyen un elemento necesario tanto por cercanía como accesibilidad para cualquier chica con aspiraciones a ser profesional. Al respecto, la coordinadora en profesionales de la AAT, Marian Morea, remarca el factor contextual: “la situación económica del país no ayuda, pero no queremos dejar de hacer estos torneos. -Y sí- darles las herramientas”.

El calendario tentativo 2013 incorporó por primera vez a los 15K –un nivel intermedio de futures introducido por la ITF a mediados del 2012-. Y tiene en planes repetir el challenger de Buenos Aires, que este año pasó a la órbita AAT.  Sin este tipo de torneos, sería muy difícil contar con una jugadora dentro de las 100 mejores del planeta. Los torneos profesionales son el semillero del tenis, y poco a poco, va floreciendo un circuito que comienza a tomar fuerza.

A modo de conclusión

El 2013 presentará desafíos inmediatos: la Copa Fed ante Suecia, la repetición de ese armado aceitado entre competencias internas y la proyección de jugadoras. A largo plazo, el fortalecimiento de esos cimentos será clave.

El tenis de mujeres, crisis y abandonos mediante, siempre ha sido uno que está llamado a perdurar por el peso de su historia.  Con trabajo y dedicación, ese mecanismo podrá empezar a reactivar sus esperanzas.

Además, el circuito femenino posee un elemento diferente al masculino que es la unidad. Esta generación de profesionales explota al máximo sus recursos y logró convertirse en un ejemplo de solidaridad para con sus pares.

De manera compacta y con bajo perfil, este año el circuito femenino logró algo poco tiempo atrás impensado: que exista comunicación de la primera a la última jugadora, y que todas tiren para el mismo lado.

Por: Fran Fuentes, Raúl de Kemmeter y Sebastián Capristo
Fotos: Archivo ETQNV | Haciendo Tenis | Fede Murray | www.aatenis.com.ar | www.notitenis.com

Please follow and like us:
0

One thought on “Post Especial: TENIS FEMENINO ARGENTINO. Sexta Parte. Anuario 2012.

  • diciembre 30, 2012 at 9:06 am
    Permalink

    Excelente nota!! Raul un groso como siempre!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Log in here!