Camino al 100: PAULA ORMAECHEA.

La protagonista de la segunda entrega de “Camino al 100” es la sunchalense Paula Ormaechea, quien con tan solo 20 años acaba de ingresar a este selecto grupo de las 100 mejores jugadoras del mundo.
Pau integra la promisoria camada 92 argentina y es su primera exponente en dar el gran salto. Además de ser la líder del tenis femenino argentino y máxima referente de las jóvenes que buscan emular sus grandes logros. El último de ellos fue pasar la clasificación de Roland Garros y avanzar hasta tercera ronda, siendo la representante nacional que más lejos llegó. Situación que le permitió alcanzar el puesto 81° en el último Ranking de la WTA.

La primera vez que entrevistamos a Pau fue en 2009, en nuestra sección “Conociendo a…”. Mostrando un refrescante mix de determinación y madurez a sus jóvenes 16, nos contaba acerca de su máxima aspiración: “ser la número 1 del mundo”.
En busca de esa misión, tuvo que tomar una difícil decisión: mudarse a Buenos Aires desde los 12, aunque con naturalidad: “la verdad que no me costó nada, yo tenía ganas de dar ese salto, porque sabía lo que quería y si no hacía eso, no tenía chances de seguir mejorando”. Grandes aspiraciones y siempre buscando desafíos mayores, algo característico a lo largo de su carrera.

Su debut profesional fue en 2007. Con 14 años disputó la clasificación de un Women´s Circuit en Buenos Aires, ganó 3 partidos y avanzó a la llave principal. Allí no pudo con María Irigoyen, actual compañera del equipo Fed Cup y con quien compartió las últimas giras en Europa. Durante el 2008 ganó varios partidos en main draws y logró finalizar la temporada dentro de las 890. A fines del 2009 llegó su primer título Profesional en San Eliseo, semanas después el segundo en Paraguay. Y luego, su primera final en un 25K. Un gran cierre que le permitió terminar en la posición 797° en el Ranking.

Esas últimas semanas auguraban lo que iba a venir, un 2010 donde subiría cerca de 500 posiciones gracias a, entre otras cosas, 3 títulos, 2 futures y su primer challenger en Bogotá. Cerró así, bajo la guía de Federico Paskvan, un nuevo año de ascenso: 289°. Y el siguiente sería aún mejor, un 2011 donde repetiría cantidad de campeonatos pero de diferente composición: 2 25K y un 10K. Recorrió Europa con aceptables resultados en torneos exigentes, sumó experiencia y acabó 187° del planeta.

Si bien en el 2012 no sumó títulos, sí apostó a dar un primer cimento WTA. El arranque fue alentador: pasó la qualy del Australian Open y obtuvo su primera victoria en un cuadro principal de Grand Slam. Encabezó el equipo de Fed Cup  que obtuvo el campeonato, de manera invicta, de la Zona Americana. Meses más tarde, ganaron la serie contra China y lograron el ascenso al Grupo Mundial II. De esto y otras cosas hablaba Pau en la entrevista que le realizamos en el Madrid Open.
Otro hecho trascendental fue el enfrentamiento con una de sus ídolas, Venus Williams, por la primera ronda de Roland Garros. Emocionante experiencia en donde se dio el gusto de ganarle un set a la estadounidense. Finalmente, concluía ese año en la posición 136°, superando gradualmente sus pisos anteriores. Una carrera en constante ascenso.

2013 fue testigo del trabajo de hormiga anterior. Los primeros impactos que logró en los WTA colombianos cambiaron una inicial racha negativa que rendiría sus frutos en la a priori adversa serie contra Gran Bretaña, donde una victoria clave ante Laura Robson ayudaría a mantener al seleccionado albiceleste en el Grupo Mundial II.
Trasladando ese envión, y ahora solo acompañada por su amigo y hermano del corazón Rodrigo Huber, Europa fue escenario de un nuevo salto. Tras sólidas performances en Trnava y Saint Gaudens (50K+ H y su título más grande a la fecha),  ganó nada menos que cinco partidos entre fase previa y cuadro principal en Roland Garros. Ni la derrota ante Bethanie Mattek-Sands pudo opacar el estupendo resultado conseguido.

Si pudiéramos definir este trayecto en una palabra, “tenacidad” encajaría perfecto. Ni por un momento sus metas dejaron de mirar el norte de la elite, todo lo contario. Esa concentración fija por llegar y crecer invita a pensar que esto es solo el comienzo de una aventura destinada a suceder con los auspiciosos capítulos que promete.
Afortunadamente, el timing de su aparición no podría ser más oportuno. Los grandes medios se hicieron eco de su nombre, el cual comienza a resonar con lograda justicia. La Bestia, como ya la bautizó la tribuna, obtuvo el reconocimiento que merecía y la difusión que nuestro tenis femenino argentino viene buscando hace rato. Llegó para quedarse e intentar cumplir su sueño: escalar hasta la cima. Nosotros, desde nuestro humilde espacio, intentaremos acompañarla. Vamos que vamos, Pau!

Twitter Paula Ormaechea: @paula_ormaechea
Club de Fans Paula Ormaechea: Facebook

Por: Sebastián Capristo y Fran Fuentes
Fotos: Archivo ETQNV

Please follow and like us:
0

2 thoughts on “Camino al 100: PAULA ORMAECHEA.

  • junio 9, 2013 at 11:21 pm
    Permalink

    Grande paulita!

  • junio 10, 2013 at 4:11 pm
    Permalink

    Crack ojala siga subiendo, una máquina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Log in here!