Lluvia, anécdotas, realidades y hasta la sorpresa de un Challenger…

Meses esperando que se realice un Future en Buenos Aires, y sí, cuando empezamos con la página había tres torneos seguidos, justo cuando unos meses antes habían desaparecido los clásicos satellites. ¿Se acuerdan? Puede que no y que sea mucho tiempo atrás. Pero siempre conviene dar una miradita para esos lugares y a ver si se mejoró, cambió o simplemente se conservó. Mejor ni seguir contando, ¿no?

El sábado de clasificación, se sabe, es uno de los más esperados y ansiados por todos. Bah, por nosotros seguro. Los ves a todos en un solo día. Sabiendo que la jornada estaba retrasada, a tomar el colectivo y luego el tren con tranquilidad. 

El director del torneo Leo Olguín ayudando a los cancheros
“Manu” Peña López obtuvo su primer punto ATP

Lluvia, lluvia y más lluvia en toda la ciudad de Buenos Aires y alrededores. Lunes, martes, miércoles y… ¿los partidos? Demorados. Muchas veces las condiciones no son las que se esperan y hay que tomar rápidas determinaciones. Como, por ejemplo, adelantar partidos de la qualy, y la primera ronda del cuadro principal de dobles hacia los courts de Parque Sarmiento, dividir matches entre el Buenos Aires Lawn Tennis y otros en el Florida Tenis, con un court o dos, dependiendo si están dadas las condiciones.  Hay que destacar que el día martes, ya terminando la jornada, “Manu” Peña López (categoría 1998 e invitado del torneo) logró obtener su primer punto ATP tras derrotar al brasileño Felipe Brandao (681° ATP).

Jueves, sí, otra vez con la gran protagonista de la semana: la lluvia y, nuevamente a esperar que pare para que puedan arreglar los courts e intentar pelotear aunque sea algunos puntos…. El viernes, luego que se pasara del horario estipulado del orden se juego, se tomó la determinación de trasladar los partidos a Parque Sarmiento.

El “Toro” Galarza fue el primer finalista

Preguntarán qué habrá pasado el sábado, ¿no? ¿Lluvia? ¡NO! ¡Salió el sol, señoras y señores! Hermoso y largo resplandecer climático que nos quedaba por vivir.  El reloj marcó las nueve de la mañana y ya se estaba palpitando la transmisión en vivo de un conocido canal deportivo por cable. Todos esperaban ver una gran final, sin embargo el partido que pudieron ver fue solamente el primer cruce de las semifinales. Lástima, era una buena chance para ver ambas semifinales en vivo y que los tenistas, esos que luchan todos los días, buscando sponsor, raquetas, cuerdas, hasta ropa, tuvieran la oportunidad de ser vistos por todo el país y ser reconocidos por empresas que le dieran una chance para lucir su marca.

No me voy a extender mucho pero los que vivimos cubriendo las categorías más bajas sabemos de los sacrificios detrás del telón. Muchos de los tenistas que jugaron este torneo, la reman día a día, pidiéndole a amigos un lugar para quedarse, tratando de conseguir pasajes económicos para ir a los mayores torneos posibles, hasta jugando con una sola raqueta  y cuidar que la cuerda no se rompa. El tenis, como ya sabrán, es un deporte de elite, un deporte real y sideralmente caro. Las raquetas no son baratas ni sobran,  de ropa mínimamente se tiene que tener unos cinco o más conjuntos para llevar a una gira. Algunos ni siquiera tienen esa cantidad…

Toda una familia juntando o simplemente haciendo grandes sacrificios para que el “nene” o la “nena” pueda viajar, pagar los fees (inscripciones) a la clasificación de torneos, entre miles de cosas más. Recuerdo que una vez nos contaron que un padre llegó a hipotecar su casa para que su hijo pueda jugar al tenis, y sospechamos con sólidos fundamentos  de recorrer futures hace más de siete años que dista de ser el único caso. Nada es gratis, si tienen suerte o contactos, puede que se tenga algún otro canje, y ojo, tal marca no se puede superponer con otra usando un elemento ajeno a la que se tiene el bendito acuerdo. Ya que eso puede poner en jaque al próximo canje. Todo tiene que ser sumamente cuidadoso y resguardar lo escaso que se consigue.

Festejo de “Herny” al finalizar el partido de Semifinales

Volviendo al torneo, se jugaron las dos semifinales. La primera entre Juan Ignacio Galarza vs. Patricio Heras, donde el “Toro” Galarza se llevaría el match en tres sets muy reñidos. La segunda semifinal fue entre Hernán Casanova ante Facundo Mena. Partido complicado donde ninguno de los dos jugó al 100%. Casanova no podía meter un primer saque y Mena no estaba pasando su mejor día. El ganador del partido fue “Henry”, quien marcó la diferencia con drops y slices bien afilados, por 7-6 (3) y 7-5.

En cuanto al dobles se jugaron dos partidos de cuartos de final y luego las semifinales. Sin jugar, y ya de noche, Juan  Ignacio Galarza y Andrea Collarini se coronaron campeones ya que Gabriel Hidalgo y el brasileño Oscar Gutierrez decidieron no presentarse.

“Juan Pablo, Juan Ignacio, Juan… felicitaciones”, la risa de Juani Galarza tras la confusión

Aplausos, gente de la organización (en su mayoría, socios) que llevan la mesa con trofeos y, luego, los típicos agradecimientos a los sponsors que apoyaron al torneo. No falta, obvio, el reconocimiento a los jugadores y hasta una cómica anécdota: Que quien asiste en la entrega de premios no acierte el segundo nombre del finalista. “Juan Pablo, Juan Manuel, Juan…”.  A seguir, palabras de ambos protagonistas y para cerrar el telón, el director del torneo, Leo Olguín se guarda una sorpresa: el anuncio de un Challenger para enero. Ahí estaremos, como siempre. Apoyando a nuestros tenistas y haciendo visible la otra cara del tenis.  

Por: Mechi Fuentes

Please follow and like us:
0

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Log in here!