Rumbo a Río – Capítulo 1: Tenis Olímpico

medalla olimpica2

En el 2016, una cita deportiva atraerá a propios y extraños: los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. En este evento, el tenis no se quedará afuera. A continuación, un repaso de los orígenes del deporte blanco en este certamen que se disputa cada cuatro años, y en Brasil tendrá una particularidad: no dará puntos para el ránking por una pelea entre ATP e ITF.

Corría el año 1894 y en la ciudad francesa de París se viviría un hecho fundamental hasta nuestros días. El Barón de Courbein o mejor dicho Pierre De Fredy fundó el Comité Olímpico Internacional (COI) y Argentina estaría entre uno de los países fundadores de la mano de José Benjamín Zubiaur.

El tenis fue uno de los nueve deportes que se disputaron en los primeros Juegos Olímpicos, en Atenas 1896. En aquella ocasión, el irlandés John Pius Boland derrotó al griego Dionysios Kasdaglis para quedarse con la medalla plateada y una corona de laureles (1). Las preseas de plata y el diploma olímpico fueron para el griego Konstantinos Paspatis y el húngaro Momcsilló Tapavizca.

Las mujeres tuvieron que esperar cuatro años para poder competir: París 1900, las medallas de plata y bronce fueron para la británica Charlotte Cooper y la francesa Helene Prevost respectivamente, mientras que los diplomas olímpicos fueron para la norteamericana Marion Jones Farquhar y Hedwing Rosembaum de Bohemia, parte del por entonces Imperio austro-húngaro.

Luego de París 1900, los hombres disputaron una cantidad de 14 certámenes en singles, mientras que las mujeres hicieron lo propio en 11 ocasiones.

(1) La medalla Dorada se implementó a partir de 1904. Hasta ese entonces estaban la medallas: Plata, Bronce y un diploma olímpico.

Fotos: Mechi Fuentes para ETQNV
Nota: Matías Srebro / Mechi Fuentes

Please follow and like us:
0

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Log in here!