Juegos Olímpicos en Río 2016: Entrevista a Guillermo Duran

Guillermo Duran / PH: Mechi Fuentes
Luego del entrenamiento y ya relajado “El Rata” posó para nosotros

Las esperanzas nunca se pierden y representar al país en una olimpíada era impensado. Guillermo Duran le contó a El Tenis Que No Vemos sobre sus sensaciones tras la convocatoria para representar al país en la selección argentina de Tenis.

¿Que significa jugar un juego Olímpico? 
Para mí es impensado. Ni sabía que este año eran las Olimpíadas, no se me pasaba por la cabeza jugar pero bueno, tuve un buen principio de año, gané dos ATP, se dio que empecé a tener un buen ranking.  Y cuando se empezaron a venir las Olimpíadas y prendí la tele y ver las noticias, ver los diarios dije: “Ah, son las Olimpíadas”. Después me mandaron de la Asociación (AAT) papeles para llenar en caso de que vaya, yo los llenaba pero decía “ni en pedo voy, no hay forma que entre”, y a lo último gané el segundo ATP, ahí subí más, y fue increíble, se dio para que pueda entrar con Fede (Delbonis).

¿Cómo fue el llamado de Orsanic? ¿Que se te pasó por la cabeza? 
El llamado de Daniel Osanic no fue un “vas a jugar”, fue todo un proceso largo, primero la ITF te pide que mandes los nombre de los jugadores, después tiene que ver no sé qué cosa y en tal fecha sabés si los jugadores están aceptados. Después de tal fecha, hacen la lista, entonces fue todo un proceso.

La primera noticia buena que recibo fue cuando “Orsa” me dijo que iba a poner mi nombre, pero no era seguro que entráramos. Tenían que mandar los nombres, era creo que un 10 de junio y el 25 te decían si estabas aceptado o no. Después tenían que ver el tema del Cut-Off, las parejas, el ranking pero bueno, cuando me dijeron que me iban a mandar a mí con Fede (Delbonis) y a “Machi” (González) con Juan Martín (Del Potro) que eran las mejores combinaciones para que entremos todos, estaba re contento.

Pero hasta ahí, conteniendo porque digo: “¿De qué me sirve estar contento si después no entro?”.  Y después salió la lista, la “posta, posta” no la tenía nadie, sólo la ITF, el comité pero estaban todo sacando cálculos medio a ojo, que pueden, que no, que sí, que tienen chances y entonces fue todo un proceso largo hasta que salió la lista, entramos de último pero había que esperar que la ITF avale las reglas de cada jugador.

En mi caso, como no había jugado nunca una Copa Davis, “Machi” tampoco, pero habíamos estado disponibles. Ahí ya entraban las reglas de la ITF, que son nuevas y nadie las conoce, entonces tampoco podía cantar victoria que estábamos adentro.

Fue hasta que hace un mes dijeron: “bueno, sí, están aceptados” y ahí recién dije: “bueno, por fin”. Pero fue un proceso, no es que fue: “escuchá, jugás”; quizás hubiese sido mejor que te digan “jugás” entonces explotás, pero fue todo medio como que estabas conteniendo hasta que se confirmó 100% que jugábamos y fue increíble.

¿Hablaron con Machi cuando dijeron “se nos dio”?
A principio de año “Orsa” ya me había dicho que me estaba mirando de cerca, me felicitaba cuando hacía buenos torneos, me manda mensajes cuando tengo buenos resultados, y con “Machi” tuvimos buenos resultados en dobles, ganamos un ATP, fue la frutilla del postre meternos en un juego. 

Please follow and like us:
0

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Log in here!