Todo lo que pasó este martes en el ATP de Buenos Aires

El comienzo de la jornada del martes del ATP de Buenos Aires se vio demorado debido a la lluvia que afectaba desde hace días la ciudad, pero finalmente el clima se apiadó y el “Gladiador” Carlos Berlocq pudo salir a la cancha bajo la ovación del público presente.

Con un doble 6-4, despachó al eslovaco Josez Kovalik en dos horas y, a modo de cierre, emuló a “Guga” Kuerten y Novak Djokovik en Roland Garros, y dibujó un corazón sobre el polvo de ladrillo dedicado a su esposa María Noel en el Día de los Enamorados.

Por otro lado, las tribunas de la cancha 2 se colmaron para ver el encuentro entre Alexandr Dolgopolov y Janko Tipsarevic, el primer invitado al torneo. En poco más de una hora y con un doble 6-3, el ucraniano y número 66 del mundo se metió en segunda ronda.

El estadio principal también fue el escenario de la presentación del integrante del equipo de Copa Davis, Guido Pella, quien no atraviesa su mejor momento y cayó por 6-7 (8), 6-4 y 7-6 (6) frente al español Albert Ramos – Viñolas.

Quien tampoco pudo pasar de ronda fue el brasileño Rogerio Dutra Silva, que a pesar de estar a punto de cerrar el encuentro, terminó siendo derrotado por 5-7, 7-6 (6) y 6-4 por el italiano Alessandro Giannessi, sparring de su país en la última serie de Copa Davis.

En uno de los duelos entre compatriotas de este martes, Guido Andreozzi, el único argentino de la qualy que clasificó al cuadro principal, dio vuelta el encuentro y se impuso ante el rosarino Renzo Olivo por 2-6, 6-4 y 6-4 en dos horas y media de juego.

Luego del encuentro, Andreozzi dialogó con ETQNV: “No es lo ideal arrancar perdiendo el primer set pero sabemos que el partido es largo y yo sabía que me tenía que aferrar al plan de juego que tenía como desbordarlo”.

“Son situaciones que se van dando. También me ayudó en el primer game del segundo set quebrarle el saque y eso me dio más confianza para soltar un poco más mi juego y poco a poco ir recuperando terreno en el marcador. Y bueno, después en un final ajustado por suerte lo pude ganar”, agregó.

Con respecto a lo que se viene, indicó: “Espero un partido muy, muy duro. Paolo Lorenzi está en un muy buen momento, viene de hacer semifinales en Quito y de haber jugado la Copa Davis. Es un rival muy duro, muy sólido así que hay que estar preparado y bueno, si llega a tocar Melzer tiene un juego más ofensivo, es un muy buen jugador, también está adentro de los 100 o muy cerca”.

“Cualquiera de los dos, ya en estas instancias no hay partidos fáciles, así que espero un partido muy complicado. Mañana (por el miércoles) tengo día libre para poder planificar bien el partido y entrar el jueves con buena confianza y tratar de imponerme”, concluyó.

Otro encuentro destacado de la jornada fue el protagonizado por Tommy Robredo y el italiano Fabio Fognini, donde el español se llevó rápidamente el encuentro por 6-4 y 6-3.

Respecto al partido, el vencedor dijo: “Sinceramente he jugado a un nivel muy superior del que pensaba y he estado muy concentrado, cuando el partido se ha puesto difícil ahí he estado muy bien de cabeza”.

“Contento con el nivel, contento con las molestias, que no he notado nada físicamente. Feliz de empezar el año con una victoria”, agregó.

Sobre lo que se viene, Robredo consideró: “Si me das el cuadro no hay ningún caramelo, todos son jugadorazos, juegues con quien juegues si no jugás un buen nivel, vas a perder. Lo tenía muy claro esto”.

“No tengo ninguna expectativa, ni antes de venir ni ahora. Gane hoy, gane mañana o gane pasado, las expectativas son ir día a día”, indicó este martes por la noche.

El jugador también habló sobre el torneo y nuestro país: “Me encanta jugar en esta pista, el público siempre digo que es diferente, siempre están alentando y gritando, sea contra mí o no”.

Por su parte, Fognini expresó: “Sabía que era un partido duro, he jugado muy mal, he tenido chances de ir adelante con el marcador y ahí jugué muy mal. Creo que él jugo mejor que yo”.

“La semana en el medio fue dura (entre la Davis y el ATP) entre descansar y entrenar… pero a pesar de la derrota hay que seguir adelante”, consideró.

El cierre del día en el court central fue protagonizado por dos argentinos: Diego Schwartzman y Facundo Bagnis. El “Peque” demostró que está recuperado de la lesión y con un 6-1 y 6-4 en una hora de juego, se metió en segunda ronda.

Previo a charlar con la prensa, Diego festejó con una gran cantidad de amigos que fueron a alentarlo. “Le había dicho a Facu (Bagnis) antes del partido que perdón si hacían alguna cosa, porque a veces se pasan, son más futboleros que otra cosa”, le dijo a ETQNV sobre su hinchada.

“También fue un descargo porque la semana de la Davis más allá del resultado había sido una semana dura para mí que no pude jugar y estaban ilusionados de venir a verme”, agregó.

Acerca del partido detalló: “Quizá pudo haber sido un poco más fácil el segundo set de lo que terminó siendo, pero me sentí cómodo, quizá al final un poco de nervios y erré algunas pelotas que no venía errando”.

“Son partidos para disfrutar obviamente que en casa es lindo que se pueda dar un partido así. Ojalá que pueda ganar yo más allá de lo que quiera el torneo o no”, concluyó.

Ahora, al “Peque” lo espera nada más y nada menos que una de las estrellas del torneo, el japonés y número 5 del mundo, Kei Nishikori.

Mientras tanto, en la cancha 2 se presentó Horacio Zeballos, quien estuvo a punto de bajarse por una tortícolis que lo aquejaba. Finalmente, el marplatense cayó ante el portugués João Sousa por 6-2 y 7-6 (4), quien ahora espera por Federico Delbonis.

Please follow and like us:
0

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Log in here!