Entrevista | Franco Agamenone

Franco Agamenone: “Ganar con un amigo se disfruta el doble”

El cordobés de 24 años es una de las promesas del tenis argentino. En noviembre se consagró por primera vez campeón de un Challenger en dobles con su amigo Facundo Argüello y, año tras año, mejora su ranking mundial. Su motivación siguen siendo los singles aunque ve con más posibilidades jugar la Copa Davis en dobles.

Los buenos momentos para Agamenone comenzaron en el 2016. Ese año ganó tres Futures: en Bolivia con el argentino Matías Zukas, en Ecuador con el boliviano Federico Zeballos y en Túnez con otro de sus compatriotas, Mariano Kestelboim. Con los logros alcanzados en dobles, avanzó casi 200 lugares en el ranking ATP. Este año ganó el Future de Austria, también con el argentino Zukas, y se llevó el Challenger de Santiago en dobles, un torneo de más baja categoría en la ATP pero superior a los Futures obtenidos.

En la final del certamen, Agamenone y Argüello vencieron al argentino Máximo González y al chileno Nicolás Jarry por 6-4, 3-6 y 10-6. Ellos se conocen desde los 9 años, ambos comenzaron en Córdoba, su ciudad natal. “Jugar con un amigo es de las mejores cosas que te puede pasar. Te llevás bien, hay confianza y se disfruta mucho más. Ganar algo con un amigo se disfruta el doble”, cuenta Agamenone y agrega: “Lo primero que se te viene a la cabeza es la familia. Pensé en todos los que estuvieron apoyándome”.

Antes habían perdido en los cuartos de final del Challenger de Río de Janeiro por 6-2 y 6-4 ante el francés Romain Arneodo y el brasileño Fernando Romboli. “Un torneo lindo para jugar. Íbamos con otras expectativas con Facu (Argüello). Ganamos una buena primera ronda (Andrea Collarini y Federico Coria) pero en cuartos de final no tuvimos un buen día y nos ganaron bien”, explica Agamenone, quien ya había compartido dos Challenger y un Future con el que lo venció, Romboli.

El cordobés de 1,88 mts. se ubica en el puesto 593 en singles (en septiembre fue 377), una modalidad que le sigue dando importancia porque es lo que más lo motiva pero, en dobles, trepó al puesto 177, el mejor desde que ingresó al ranking ATP. Agamenone cuenta que en dobles se siente más cómodo y que el single es más mental. “De chico sueño con jugar la Copa Davis. Sería hermoso. Sé que todavía me queda mucho y tengo los pies sobre la tierra”, cierra Agamenone, quien está entre los 10 mejores tenistas argentinos.

Por: Darío Musa

Please follow and like us:
0

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Log in here!