Roland Garros | Schwartzman y Del Potro dieron un paso más

Este sábado, Diego Schwartzman y Juan Martín del Potro consiguieron algo que no sucedía desde el 2012: que haya dos protagonistas argentinos en los octavos de final de Roland Garros. Pero este lunes redoblaron la apuesta y lograron lo que no ocurría desde el 2005: dos tenistas nacionales en cuartos de final.

El Peque y Delpo cortaron la racha de trece años. En esa última oportunidad, Guillermo Cañas cayó ante Mariano Puerta, quien luego perdería la final con el aún vigente Rafael Nadal.

Volviendo a la actualidad, para acceder a esta instancia Schwarzman debió medirse primero ante el sudafricano Kevin Anderson, quien en la previa lo aventajaba 2-0 en el historial (Australian Open 2015 y el ATP de Nice 2016).

El partido comenzó adverso para el tenista porteño. Su contrincante estuvo arriba todo el primer set, el cual ganó por 6-1 en media hora de juego. En el segundo la situación iba a ser bastante similar: 6-2 en cuarenta minutos. Panorama complicado, pero el León de Villa Crespo no iba a tardar en despertarse.

En el tercero, Anderson contó con match point, pero el Peque no se lo iba a ceder tan fácilmente y le quebró su saque para poner las cosas 5-5. En el siguiente juego ganó su servicio y luego volvió a quebrarle para llevar las cosas a un cuarto set. Aún había esperanza.

El cuarto fue muy reñido, incluso el sudafricano, de 2 metros de altura y 32 años de edad, tuvo dos puntos de partido, pero finalmente debió definirse en tie break. Allí Diego no perdonó, y con un 7-0 se mantenía con vida para definir el pase a cuartos en un quinto set. Los números indicaban que en esta manga el argentino tuvo solo nueve errores no forzados contra 31 de su contrincante. Además de 69 puntos ganados con el primer servicio contra 64, y 41 contra 35 en el segundo. 

El público del Suzanne-Lenglen era espectador de cómo la ilusión de Schwartzman iba tomando forma a medida que si nivel iba creciendo e imposibilitando a su rival. En los primeros cinco games, ninguno de los dos pudo mantener su servicio, pero la balanza se fue inclinando para el argentino con el paso de los juegos. El Peque disponía de triple match point, y fue con un ace como selló el 6-2 para finalizar estas cuatro horas de partido.

Acto seguido, se desplomó en el piso del estadio parisino. Todo era alegría. Su equipo y su familia se abrazaron. Por primera vez en su carrera, remontó una desventaja de dos sets  y también por primera vez accede a esta instancia de Roland Garros (el año pasado cayó en tercera ronda ante Djokovic). Cabe destacar que en el 2017 lo consiguió pero en el US Open, en ese caso ante el francés Lucas Pouille.

Y ahora, que pase el que sigue. ¿Quién es? Nada menos que el número uno del mundo, múltiple ganador de este certamen en el que lleva un récord de victorias más que favorables: 83 triunfos y solo 2 derrotas. En su carrera, ya alcanzó los 900 partidos ganados. Sí, hablamos de Rafael Nadal. 

El dato curioso es que para este torneo, Schwartzman se estuvo entrenando en su academia. Al respecto, el mallorquín dijo con humor en conferencia de prensa: “Me entrené solo 45 minutos con él, pero voy a dejar de invitarlo a la Academia, porque cada vez que va sale disparado. Ya en serio, espero que pueda seguir viniendo y podamos entrenar más tiempo”.

Para completar una jornada ideal, faltaba la presentación de Del Potro, que venía de vencer al español Albert Ramos Viñolas y ahora debía enfrentarse al estadounidense John Isner, a quien aventajaba en el historial por 6-4.

En este partido no tuvimos que sufrir tanto como en el anterior. Si bien en el primer set llegó a estar 3-2 abajo, se repuso para luego ganarlo por 6-4 en media hora de juego. El segundo fue un calco, bajo una llovizna que amenazaba sobre el estadio Suzanne-Lenglen. La Torre de Tandil otra vez tuvo un traspié en la mitad del juego, pero logró ganar el set nuevamente por 6-4 y así estar a tan solo uno de sumarse a la próxima ronda junto al Peque. 

En el tercero, tuvo que esperar al tercer match point para concretar su cometido. Con un triple 6-4 avanzó por tercera vez a los cuartos del Grand Slam parisino (la última vez fue en 2012 tras vencer a Berdych). Este miércoles se medirá ante otro top ten, el croata Marin Cilic, quien tras tres hora y media de juego y cinco sets, dejó en el camino al italiano Fabio Fognini.

Con este resultado, Delpo aumentó a 18 – 7 el récord de triunfos en torneos majors, a tres de igualar a su compatriota David Nalbandian quien ocupa el segundo lugar luego del legendario Guillermo Vilas.

El miércoles también será el turno del único tenista nacional que sigue en dobles, Machi González, junto con el trasandino Nicolás Jarry. Ambos enfrentarán a los locales Pierre-Hugues Herbert y Nicolas Mahut en busca de las semifinales.

Fotos: Reiko Ichiwaka para El Tenis Que No Vemos

 

Please follow and like us:
0

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Log in here!