Argentina Open | La noche de Delpo

En el estadio principal del Buenos Aires LTC se vivió una noche especial, emotiva y que será recordada por mucho tiempo porque Juan Martín Del Potro, probablemente, haya jugado por última vez de manera competitiva. El público, que desde temprano copó la cancha y los pasillos del club, le mostró todo el cariño.

Durante los últimos días el Argentina Open se había revolucionado por la presencia de Del Potro y cada vez que necesitaba moverse por el club para ir a pelotear implicaba una logística importante de seguridad y organizativa para que se pudiera trasladar unos pocos metros. Nombres como Diego Schwartzman, siempre uno de los predilectos del público argentino, o Casper Ruud, el único Top 10 en Buenos Aires, en cierto punto quedaron opacados por la reaparición del tandilense.

Ya desde temprano había expectativa por Delpo, inactivo desde junio de 2019. Los pocos metros que separan la sala de jugadores del Court 13, ubicada cerca de la sala de prensa y en donde iba a entrenar, estuvo acompañada por un importante número de cámaras y celulares. La terraza que da a la cancha se llenó y había cola esperando afuera. Incluso, hubo gente colgada de los arbustos que rodean al court de práctica para poder ver, aunque sea por unos segundos, de cerca al tandilense. También hubo quienes lo esperaron a la salida, ya casi a la medianoche, para alentarlo o saludarlo. Delpomanía en estado puro.

Desde que Del Potro ingresó al Court Central, cancha que sólo había pisado de manera oficial en 2006 cuando cayó con Juan Carlos Ferrero en la primera ronda del ATP porteño, sólo recibió muestras de apoyo y aliento. “Vamos Delpo”, “Y Delpo no se va”, “Gracias Juan Martín”, fueron algunos de los hits de la apacible noche en el Buenos Aires Lawn Tenis Club. Sobre el final del segundo set Delpo se puso a llorar desconsoladamente ante un estadio que lo ovacionaba. En uno de los palcos se encontraba su mamá, Patricia, que por primera vez lo vio jugar en vivo.

“Lo de hoy es un punto y aparte. Ahora tengo que ocuparme de la rodilla para mi vida, para el día a día. Pero voy a dejar la ventana abierta en el tenis porque lo que viví esta noche es inolvidable. Si hoy fue mi último partido, me voy feliz”, expresó en conferencia de prensa el campeón 2009 del US Open.

En un plano secundario quedó el partido en sí. Fue victoria de Federico Delbonis por 6-1 6-3. Delbo tuvo todo el público en contra e, injustamente, unos pocos lo trataron mal. Sin embargo, cuando terminó el encuentro recibió una merecido reconocimiento por la Copa Davis de 2016.

Como dijo Delbonis después del partido, para Del Potro fue una victoria porque después de 2 años volvió a salir a una cancha y competir. Pero no sólo eso, sino que se llevó algo más importante que un resultado, los trofeos o una ubicación en el ránking: el cariño y el aprecio del público.

Crédito foto portada: Prensa Argentina Open

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Log in here!