Copa Davis: A festejar

12804849_942531215825116_4580652633455560669_n

Leonardo Mayer le dio el pase a la Argentina a los cuartos de final en donde enfrentará a Italia como visitante del 15 al 17 de Julio. A primera vista y luego de haber tenido un viernes perfecto, el pase a los cuartos de final parecía un trámite en los papeles para el equipo argentino de copa Davis, pero no lo fue tanto así. Leonardo Mayer, si bien ganó con autoridad el set definitivo de su encuentro ante Michal Przysiezny, tuvo que batallar más de lo debido teniendo en cuenta su nivel y la calidad de sus golpes. El correntino comenzó el cotejo con mucha inestabilidad y le costaba hacer foco en la pelota, quizás algo de desconfianza en sus golpes lo llevo a ceder el primer set en el tie break, y aunque en el segundo logró hacerse más fuerte a partir de su saque, también tuvo que definirlo en el tie break, aunque esta vez, sería para el “Yacaré”. Luego de casi dos horas de irregularidad en el juego y buscando un poco más de solidez, Leo se reencontró con su derecha y dominó en amplio margen al polaco que a esa altura ya había bajado el buen nivel que había desplegado en la cancha hasta el momento.

Fue un 6-2 y 6-3 en los sets finales para que el puñado de hinchas argentinos que viajaron a la ciudad de Gdansk y el equipo situado detrás de Orsanic hiciera estallar su fervor de Por otro lado, debe hacerse mención al partido por el quinto punto que disputaron Renzo Olivo y Hubert Hurkacz. Si bien es cierto que la serie ya estaba definida en favor de la argentina, cualquiera que no lo hubiese sabido, pensaría que se estaban disputando la clasificación. El polaco y el rosarino se tiraron con todo lo que tenían y el encuentro resultó mucho más atractivo de hecho que el anterior. No solo por la calidad de los puntos, sino también por las ganas que le ponía el polaco y la manera en la que apretaba su puño ante cada punto delicado que ganaba. Posiblemente ambos jugadores hayan tomado el partido como una prueba personal para testear sus niveles y de ahí la respuesta a la intensidad del juego cuyo resultado era intrascendente para la serie. Pese a haber tenido un match point a su favor en el segundo set, Olivo no pudo quebrar a su rival, y este se llevó la victoria por 4-6, 7-6 y 6-4.

De esta manera Argentina logró asegurarse su permanencia en el grupo mundial por décima quinta vez consecutiva. En 2014 tuvo un traspié con Italia y debió jugar el repechaje con Israel para mantener la categoría. Es cierto que el buen nivel de Mayer y Pella en esta instancia para acceder a los cuartos de final fue suficiente, pero tal vez no lo sea para conquistar la tan esquiva ensaladera de plata. Al menos no sin Del Potro. Tendrá el tandilense tiempo de recuperarse y reconquistar la confianza con ese sublime revés a dos manos que lo condiciona por estos momentos en el circuito. Habrá que esperar para ver, porque a ese condicionante también se le suma el exigente calendario que este año los tenistas tienen debido a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Esto, sumado a Roland Garros y Wimbledon, apretan el calendario para priorizar la copa Davis, lo cual representa un inconveniente y un compromiso para los tenistas si realmente se anhela conquistarla.

Hernán Zanella

Please follow and like us:
error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Log in here!