Copa Davis: Hay equipo…

El circuito de los Futures, Challenger e incluso el nivel ATP, es decir… el tenis en toda y cada una de sus categorías es un deporte muy individualista. Eso es el motivo que muchos psicólogos deportivos encuentran como el factor fundamental para las peleas tan conocidas y habladas no sólo de años recientes sino también de décadas atrás que no es necesario recordar o traer a flote por suerte en este momento. Por el contrario, si hay algo que caracteriza a este grupo desde que asumió Daniel Orsanic es la unión que existe, es un equipo con todas las letras.

Cada uno de los cuatro jugadores Mayer, Delbonis, Berlocq, Schwartzman estaba dispuesto tanto a jugar cada uno de los puntos como a ceder su lugar sin protestar y entendiendo que la decisión del capitán iba a ser lo mejor para el equipo.

Primero fue la difícil e histórica serie con Brasil luego de estar 2 a 1 abajo y ahora el rival de turno en cuartos de final fue nada más ni nada menos que la dura Serbia. Por más que no cuenten con su figura galáctica, Novak Djokovic, el número uno del mundo y reciente ganador de Wimbledon, tenían un muy duro equipo con Viktor Troicki, raqueta Nº 20 del mundo y Nenad Zimonjic Nº 9 del ranking de dobles y ex Nº 1 de la misma categoría. De hecho si a los entendidos del tenis se les decía que el sábado iba a finalizar la serie con un categórico 3-0, seguramente hubieran dicho que sería a favor de los visitantes.

El viernes Leo Mayer pudo imponer su categoría en sólo 3 parciales ante Filip Krajinovic quien se encuentra en el mejor momento de su carrera. Luego fue el turno de la remontada histórica de Delbonis, primera que realiza por cierto, de un 2-0 a 3-2 que quedará grabado en su retina de por vida. Fede no encontraba el rumbo al partido, no estaba cómodo, suelto, no podía dañar a su rival. Sin embargo al finalizar el segundo set fue al vestuario con Orsanic, el capitán dijo que no hubo ninguna palabra mágica ni aliento sino sólo una indicación técnica de no jugarle tanto al revés de Viktor. Sea por esa indicación, por alguna palabra o frase que le haya tocado el orgullo o motivado Fede salió a jugar más de igual a igual y luego del 3-3 empezó a soltarse. Si bien Troicki tuvo dos oportunidades para quebrar y sacar para partido, Delbonis mantuvo su saque y quebró en el siguiente llevándose el primer set de Argentina en el partido y empezando a cargarle una mochila al serbio que nunca pensó que iba a tener que llevar. Dicha mochila se le hizo doblemente pesada cuando el argentino se adelanto un paso jugando sobre la línea de fondo ganando así también el 4to set. Delbonis a esta altura ya estaba jugando completamente suelto y pegando tiros ganadores desde todos lados. Así fue como se llevo una de las mejores victorias de su carrera por un rotundo 62 en el quinto.

Hoy fue el turno del gladiador Carlos Berlocq y Leonardo Mayer, dos jugadores que surgieron en los últimos años y que hoy en día son emblema de la Copa Davis para Argentina, se los nota muy felices y orgullosos de vestir la celeste y blanca. Lograron un sólido triunfo por 62 64 61 (mismo resultado que Mayer pero en distinto orden los primeros dos parciales) dejando así a Argentina nuevamente en semifinales.

La ensaladera sigue siendo de los pocos hitos que aún le falta al deporte argentino, pero no nos privemos de soñar porque por primera vez en muchos años se logró lo principal y fundamental para esta competición, un EQUIPO.

Queridos amigos y seguidores de ETQNV… luego de haber alcanzado la 10ma semifinal en los últimos 13 años, esto continuará del 18 al 20 de Septiembre en Bélgica tratando de llegar a la 4ta final en los últimos 10 años. Sí, a pesar de las críticas y no haberla ganado en ninguna de esas ocasiones no esta nada mal esa estadística del tenis argentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Log in here!