Pensando en volver

En lo que transcurrió del 2017, al igual que en gran parte de la temporada pasada, la canadiense Eugenie Bouchard estuvo alejada de los primeros planos del tenis. Con malos resultados en la gran mayoría de los torneos de renombre que disputó, Genie decidió “bajar” a jugar un certamen ITF. Allí tampoco tuvo una buena actuación, cayendo en cuartos de final, con un 0-6 incluído. Pero llegó Madrid, y quien supo ser cinco del mundo tuvo, hasta el momento, dos cotejos en los que mostró un nivel superlativo.

Foto: Getty

Ayer, Bouchard derrotó a la francesa Alizé Cornet por 6-4 4-6 6-1 en poco más de dos horas, y en el día de hoy se le presentaba una rival más que complicada. Su ídola de la infancia, María Sharapova, a quien había tratado de tramposa luego del doping positivo. La Genie de hace unos meses hoy no entró a la Caja Mágica, por el contrario, la que ingresó fue la del 2014, año en el que empezó a mostrarse y a dar sus primeros pasos en el circuito. Esa que arribó a semifinales del Australian Open y Roland Garros, la finalista de Wimbledon, la de la mentalidad ganadora. En el quinto partido entre ambas (todos los anteriores fueron para la rusa), Bouchard comenzó algo tensa, cediendo su servicio en el sexto game, aunque inmediatamente recuperó el quiebre. 6-5 y saque, y tras superar una instancua de break, la canadiense hizo suyo el parcial en 70 minutos.

Foto: WTA

El segundo set fue un monólogo de Masha. Con tiros ganadores desde todos los rincones de la cancha, la cinco veces campeona de Grand Slams emparejó las acciones en la capital de España. En 37 minutos, la siberiana se quedó con el set por 6-2 y mandó todo a un parcial decisivo. El partido del morbo, por lo que se había hablado antes del mismo, se definía en un tercero.

Hasta el sexto game, la paridad se mantuvo en el marcador. Con winners y errores, ambas jugadoras mantenían sus servicios con cierta dificultad. Genie había salvado ocho break points, mientras que Sharapova, por su parte, cuatro. En el famoso septimo juego, la canadiense rompió, en cero, el saque de su rival, aunque luego cedió y todo volvió a igualarse. Tras levantar un 40-15 en contra, la canadiense pudo romper el servicio de Masha, y así sacar para quedarse con el cotejo.

El saludo final entre Bouchard y Sharapova, con cierta tensión por todo lo previo.
Foto: WTA

0-15, 15-15, 15-30, 15-40. Dos oportunidades de recuperar se le presentaban a la ex número uno del mundo. Dichas chances se le esfumaron con dos errores no forzados. En el segundo match point, y tras un drive a la carrera cruzado fantástico, Eugenie Bouchard terminó derrotando a María Sharapova por 7-5 2-6 6-4 en 2 horas 51 minutos, y así ganarse el pase a octavos de final, en donde se medirá ante la actual líder de la WTA, la alemana Angelique Kerber.

Sin dudas, el cotejo de hoy le dará una gran confianza a Bouchard, quien busca recuperar su nivel, aquel nivel del 2014. Genie necesita volver a los primeros planos del circuito y para eso, partidos como el de hoy son fundamentales. Cuando enfrente a Kerber, se verá si el encuentro ante Sharapova fue una simple casualidad o el inicio de un retorno soñado.

Foto Portada: Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Log in here!